domingo, 18 de febrero de 2007

Tantra(u)


Tarriki tan tantra, tarriki tran tantra(u)...
Los occidentales follan en cúspide, llegan al orgasmo extenuados, como si hubieran corrido un maratón, escalado un Everest, perecen (que es como pedecer, o morir de pedorrea) en la pequeña muerte, la explosión tan francesa.
Los orientales follan en valle, llegan al orgasmo relajados, como si hubieran salido de una sauna de masajes, corrido descalzos sobre la hierba, o se hubieran tostado al sol en una playa tan francesa.
¿Entendéis por qué no paran de joderse?
El problema es que cambiaron la pequeña muerte por la gran muerte en algún punto del discurso y ya no saben lo que significa caricia (golpe), beso (escupitajo), placer (sufrimiento). Ya no saben si es valle o cúspide en esta montaña rusa. El hijo de ambos será un feto extraño si conserva la cabeza. Porque ambos han querido exagerar sus diferencias.

2 comentarios:

La Calabaza dijo...

Crítico y poético. Ácido y tierno. Imaginativo. Enhorabuena por esta idea, por este blog.

Eneko y Rada dijo...

gracias, calabaza.